Presentación

El Doctorado en Desarrollo Educativo es el resultado de un proceso de reflexión y de concertación teórico metodológica, llevado a cabo por un competente equipo de directivos y académicos de la Universidad Pedagógica Nacional, adscritos en las diferentes Unidades. Se trata de un programa estratégico que pretende educar el pensamiento profesional y científico del personal docente que tiene a su cargo los procesos básicos de la formación y desarrollo profesional de los maestros de educación básica, media superior y normal, por lo que vale advertir que se está ante un programa formativo, más que indicativo.

 

Propósitos:

  • Hacer de cada formador de docentes y asesor o auxiliar técnico pedagógico un investigador con capacidad para enriquecer o innovar los habituales repositorios de saber profesional.
  • Conocer el modo de producción del conocimiento profesional y saber distinguirlo del modo de producción del conocimiento científico.
  • Integrar redes de colectivos de formadores de docentes interestatales e interinstitucionales con capacidad para describir, explicar y resolver los problemas regionales que perturban la formación y el desarrollo profesional de los educadores en el noreste de México.
  • Diagnosticar el estado que guarda la formación y el desarrollo profesional de los educadores en el noreste de México.
  • Contribuir al desarrollo de una teoría general sobre la formación profesional.
  • Investigar, diseñar y poner a prueba nuevos modos de formar al magisterio que respondan a las necesidades del desarrollo de la educación básica y normal del noreste de México.
  • Conocer los principales problemas de la educación básica en la región e integrar redes de educadores con capacidad profesional para explicarlos y resolverlos.
  • Impulsar un movimiento de mejora e innovación pedagógica que reintroduzca a los educadores como sujetos de saber.

Rasgos que definen el enfoque de la propuesta curricular

Se pensó en un enfoque que diera como resultado un programa de doctorado funcional con capacidad para responder a los retos que impone el desarrollo educativo en el noreste de México. Por tanto, el programa debería ser sistémico, flexible, itinerante, situado en los contextos de trabajo, con base en competencias y pertinente.

Sistémico

El carácter sistémico atribuye integralidad al programa de doctorado. Consiste en hacer explícita la relación entre sus componentes curriculares y la emergencia que generan. Supone una red de contenidos curriculares en la que se conectan el perfil de ingreso del doctorando, las áreas de formación teórica y metodológica con el perfil del egresado y los problemas que presenta la formación y el desarrollo profesional de los docentes del noreste de México. El carácter sistémico es la propiedad del diseño que garantiza la conectividad en sí mismo y con el entorno.

Flexible

Es flexible porque los participantes en el programa: a) aprenden por cuenta propia, regulando sus procesos de trabajo intelectual; b) participan en un entorno de cooperación donde investigadores experimentados guían y orientan sus acciones para hacer real la suficiencia investigadora que cada participante percibe como próxima en su desarrollo profesional; c) pueden optar por uno de cuatro diferentes ámbitos de investigación y alterna la modalidad presencial con la teleformación, y d) experimentan nuevas relaciones educativas y de asignación de créditos académicos que les facilitan el ensamblaje curricular para la integración de sus trayectorias académicas de superación profesional.

Itinerante

Es itinerante porque supone la inclusión curricular del viaje —virtual y presencial—para asegurar la interacción de diferentes sedes y comunidades docentes de la región, facilitar la hibridación conceptual, el perspectivismo pedagógico y el desarrollo profesional policontextural de los participantes en el programa educativo, lo mismo que contribuir a la innovación y diversificación de las geografías sociales vigentes en la formación de profesores en el noreste de México.

Situado en los contextos de trabajo

Situar la formación en los contextos significa que los participantes en el programa adquieran la suficiencia investigadora en los escenarios reales de trabajo, que desarrollen allí mismo la comprensión ecológica de la enseñanza y el aprendizaje y sean capaces de responder a las necesidades del desarrollo profesional de los prácticos de la enseñanza en educación básica y de la formación docente. Pretende, por ello, que sus participantes, al terminar los estudios correspondientes, sean capaces de acompañar a los profesores de educación básica en su proceso de adquisición y desarrollo de las competencias que les permitan plantearse, explicar y resolver problemas de la profesión. En general, es un rasgo que favorece el aprendizaje de la profesión y del trabajo en equipo en la misma medida en que conciben los contextos de trabajo como organizaciones que aprenden.

Con base en competencias

Con este rasgo se pretende describir el alcance de la suficiencia investigadora de los egresados del programa de doctorado. Para concretarlo, el programa educativo supone la movilización de los conocimientos, las habilidades, destrezas, actitudes y valores en cuatro ámbitos de competencia profesional identificados con: aprender a conocer, aprender a ser, aprender a hacer y a aprender a vivir junto con los demás; en este caso, aprender a convivir profesional y personalmente entre colegas (Delors, 1996).
Para aprender a conocer se deberá adquirir/consolidar y desarrollar las habilidades metacognitivas que permitan la autorregulación de los procesos formativos y el proceso del aprendizaje por cuenta propia. Este tipo de competencias trae consigo el habilitamiento intelectual del profesor como trabajador del conocimiento que sabe buscar oportuna y productivamente la información, para transformarla en conocimiento de acuerdo con una demanda explícita de saber.
Para aprender a hacer la investigación, el doctorando debe apropiarse de una caja de herramientas y desarrollar las habilidadespara su manejo, según lo requiera el problema a investigar y su contexto. Supone la adquisición del conocimiento y el desarrollo de las habilidades para el diseño y aplicación de distintas técnicas y recursos de investigación cualitativa y cuantitativa.
Aprender a ser, en cambio, supone el desarrollo de la capacidad del doctorando para que reflexionen metódicamente sobre su propia persona e identificar todos los valores que hacen posible la cooperación, lo mismo que la naturaleza de sus compromisos educativos y, de ser necesario, los reconfigure, comprometiéndolos moralmente con las actividades a realizar en su ámbito de investigación específica.
Aprender a convivir con los colegas es fundamental. Se logra en la medida en que se cuenta con el capital social, las habilidades sociales y competencias comunicativas necesarias para saber estar con los demás. Este tipo de competencias interviene de forma significativa en la integración de equipos de trabajo cooperativos de alto rendimiento y, por supuesto, asegura el planeamiento de problemas profesionales en equipo, lo mismo que su explicación y solución.

Pertinente

Además, es pertinente porque asegura la suficiencia investigadora de los participantes con las competencias profesionales necesarias para explicar y resolver en comunidades de investigación los problemas que acusan la formación y el desarrollo profesional de los educadores en la región.

Plan de Estudios

Organización de los contenidos

De acuerdo con la caracterización del enfoque, los contenidos curriculares están organizados por módulos y ámbitos de investigación. El flujo de los contenidos de cada uno de estos componentes no es paralelo. Los módulos curriculares, como tales, establecen vínculos horizontales, entretejidos con las relaciones verticales, originadas en los ámbitos de investigación. Como síntesis de ese enlace, emerge la suficiencia investigadora, sustentada en el conjunto de competencias básicas, genéricas y específicas, asegurado en el perfil de desempeño del egresado.

Es importante destacar que cada uno de los participantes en el programa de doctorado habrá de adquirir y desarrollar las competencias de investigación para generar conocimiento científico y enriquecer, también, los repositorios personales de saber profesional e imprimirle más calidad al trabajo pedagógico cotidiano. Vale decir que no se trata de habilitarse para saber investigar y abandonar la docencia, sino que, por el contrario, lo que se pretende es que aprovechen sus nuevas capacidades para que las comprometan técnica, práctica y moralmente con un servicio profesional de más calidad.

Los ámbitos de investigación

Los ámbitos de investigación del programa se presentarán ante los doctorandos de acuerdo con las etapas (preformativa y formación inicial, iniciación a la enseñanza y el desarrollo profesional) percibidas en el proceso de formación y desarrollo profesional de los educadores y se incorporará un ámbito más, destinado al estudio de la gestión para el desarrollo educativo regional.

En cada una de los ámbitos se han destacado algunos objetos de investigación con posibilidades de ser extendidos a nivel regional, según se expone enseguida:

  • Etapa de formación inicial. Los problemas a explicar y resolver en este campo están asociados al estudio de la educación del pensamiento profesional del educador en formación inicial en las escuelas normales y en todas aquellas que cuenten con programas educativos destinados a la formación docente inicial. Supone también el estudio de las modalidades que presenta la relación profesores experimentados en las escuelas de educación básica y el aprendiz de maestro, lo mismo que la contribución sistémica de la relación de las escuelas normales y las de educación de básica. En esta etapa se incluye, además, el estudio del proceso preformativo o informal al que obedece el profesor que cada quien trae consigo. Construye como campo de generación de conocimiento la exploración de las teorías intuitivas del educador y el diseño de programas de intervención para lograr el cambio conceptual e innovar el repositorio de saberes de los formadores de docentes.
  • Etapa de iniciación a la enseñanza. Incluye para su estudio el choque con la realidad profesional y las estrategias de afrontamiento utilizadas por el profesor principiante. En este campo se diseñan y se ponen a prueba proyectos de acompañamiento y socorro pedagógico que ayuden a superar las disonancias cognitivas y emocionales que caracterizan a la iniciación en la profesión.
  • Etapa de desarrollo profesional. Pretende la reintroducción de los profesores como sujetos de saber, con capacidad para generar y desarrollar el conocimiento de su profesión. En ese sentido, se propone el estudio del cambio educativo, la innovación pedagógica en comunidades docentes y la sistematización de las prácticas educativas exitosas.
  • Gestión para el desarrollo educativo. Es un ámbito de investigación solidario con la diversificación de las geografías sociales en la formación de profesores. Al creer que el educador no sólo debe formarse en las escuelas normales, ni que su ejercicio profesional se agote en los espacios formales de las escuelas de educación básica, retoma el concepto de comunidades como organizaciones que aprenden e inicia la búsqueda de nuevas formas de acompañamiento para los educadores en servicio. Se exploran la estrategia de trabajo en equipo, la integración de colectivos escolares y de redes de profesores para generar conocimiento pedagógico y enriquecer el repositorio de saberes profesionales de los educadores del noreste de México.

El mapa curricular

El mapa curricular está integrado por módulos, noción equivalente a lo que convencionalmente se denomina semestre; cada uno dispone de cuatro bloques destinados al tratamiento pedagógico para el logro de los contenidos de aprendizaje y las competencias necesarias para asegurar la suficiencia investigadora del doctorando.

Caracterizan el mapa tres áreas de competencias: las básicas, genéricas y las específicas. Las básicas son objetivo de los bloques del módulo I, las genéricas del módulo II y las específicas de los módulos del III al VI.

Perfil de ingreso

Podrán aspirar a realizar los estudios correspondientes los profesores en servicio de las instituciones formadoras y actualizadoras de docentes, los asesores técnico-pedagógicos de educación básica, el personal académico del nivel de educación media superior con funciones de acompañamiento profesional o profesores de educación básica con disposición de trabajar colectivamente para acompañar a los estudiantes normalistas en prácticas profesionales en sus propios centros de trabajo.
Se espera que los aspirantes tengan habilidades intelectuales consolidadas para la composición de textos, que comprendan la lectura de textos en inglés y se interesen por la reconstrucción de su experiencia profesional formadora de docentes para su reflexión y mejora. Los aspirantes han de tener un compromiso con la producción del conocimiento profesional y sensibilidad para el cambio conceptual, la innovación y el desarrollo de otras prácticas pedagógicas que remitan a una experiencia inédita de la formación de los educadores en el noreste de México.

Perfil de egreso

El perfil de egreso se ha enunciado desagregándolo en competencias de acuerdo con los cuatro pilares de la educación descritos por Jacques Delors (1996):

  • Aprender a conocer
  • Aprender a ser
  • Aprender a convivir
  • Aprender a hacer

Duración

El Doctorado se desarrollará durante tres años divididos en seis periodos semestrales; la modalidad será mixta; presencial y en línea, los estudiantes deberán acreditar un total de seis módulos, además de recibir asesoría sistemáticamente por parte de un tutor que le será asignado a partir del primer semestre.           

 

Coordinadora Estatal del Doctorado

Dra. Alma Ma. del Amparo Salinas Quintanilla

 

JSN Solid template designed by JoomlaShine.com